miércoles, 31 de diciembre de 2014

2014.

Normalmente mis balances y resúmenes del año son detallados y llenos de recuerdos concretos, pero este año no será así. ¿Por qué? Pues por una simple razón: he estado demasiado ocupada viviendo este año hasta el último momento como para currarme uno.

2014 fue un año que empezó con sorpresas, y rodeada de personas que, día a día, en los últimos 365, se han vuelto imprescindibles en mi vida. No me esperaba el año que he tenido, supongo que nadie espera ser tan feliz en un solo año.

Recuerdo como si fuese ayer cuando, a principios de año, mis queridos The Visiters ganaron el Stage Revolution de Islazul. Recuerdo también como si fuese ayer aquel 14 de Febrero en el que me hice mi segundo tatuaje, acompañado de una persona que hizo que mi comienzo de año fuese increíble: Cory. Recuerdo los carnavales, recuerdo conocer personas nuevas que se han ganado un pequeño lugar en mi memoria, recuerdo encontrar a mi gata alter-ego y los días de cerveza, pizza, pelis y guitar hero. Recuerdo el día que invadimos el Brooklyn por primera vez y, desde entonces, ese bar es nuestro bar, con sus palomitas, sus cubos de cerveza y mi camarero favorito. Recuerdo el cumple de Marsu como si no hubiese sido hace mas de medio año. Recuerdo las tardes de parque, cerveza, guitarra, Oasis, Arctic Monkeys. Recuerdo el día que los mejores amigos que podía imaginar me regalaron una entrada para ver a 1D y 5SOS, y recuerdo cuando le regalamos a mi mejor amiga, Paula, la suya para Mayo de 2015. Recuerdo el SOS 4.8, pasarlo genial con Izal en compañía de mi preciosísima Bea, la fiesta postfestival, y dormir abrazada a Oct. Recuerdo contar los días ansiosa. Recuerdo el Arenal Sound, recuerdo el mejor concierto del año, Bastille, en la mejor compañía que he tenido en un concierto en mis 24 años de vida, Irene. Recuerdo los I wish that I could wake with amnesia. Recuerdo el segundo finde de Agosto. Recuerdo ver los videoclips de 5SOS cuando salen como si fuesen lo mas importante del mundo y no hubiese nada mas. Me alegro de haber encontrado un fandom como este. Recuerdo los fines de semana en Madrid, los nachos, Independance, Space Monkey, Ocho y medio, Adri, Boto, Ceci. Recuerdo los tonteos, las risas, los momentos que hacen que un recuerdo se vuelva especial. Recuerdo discusiones, de las cuales he aprendido. Recuerdo muchísimas cosas, y no se me olvida este último mes en el que he ido a Coruña, ni el Mad Live, ni encontrarme a Luke Pritchard, ni recuperar sentimientos que creía que no volvería a tener.

Este año han sido tantos los momentos y los días que puedo recordar con una sonrisa que sería imposible enumerarlos sin olvidar alguno.

He aprendido muchas cosas del 2014, como por ejemplo, que no puedes gustarle a todo el mundo, y que lo primero es quererte a tí mismo. Que los verdaderos amigos están ahí siempre, aunque sea para ver vídeos estúpidos o escuchar canciones. Que los abrazos pueden ser lo mejor del mundo. Que tengo unos amigos que no cambiaría por nada del mundo. Que el amor de mi vida es la música. Que hay que tener paciencia, porque todo llega. Que nada dura para siempre, y cuanto antes nos demos cuenta de ello, antes aprenderemos a disfrutar la vida.

Y muchas muchas cosas mas... Pero ahora toca mirar al 2015. ¡Feliz año nuevo!

sábado, 15 de noviembre de 2014

15.11.13

Cuantos cientos de horas espere que llegase ese momento con una ilusión inimaginable. Iba a ser el finde perfecto, nada podría estropearlo. Excepto, obviamente, el exceso de conocimiento e intuición.
Porque, si, yo sabia desde antes que iba a ocurrir, que mi corazón se iba a partir en mil pedazos pronto.
Cuando quedaba, quizá, una decena o dos de horas para el momento que llevaba esperando ansiosamente tantísimos días, fui consciente de lo que pasaría cuando ese momento terminase. Cuando ese fin de semana llegase a su fin.
Sabia que, aunque no fuese a perder a esa persona que tenia a mi lado, tampoco iba a volver a compartir un solo minuto mas de la misma forma que había compartido todos los anteriores a su lado.
Hoy, un año después, sigo con eternas dudas sobre aquello, pero he aprendido cosas, como que no esta mal no entenderlo todo, y que, seguramente, no fui la única culpable. En el momento en el que idealizas a alguien -consecuencia del amor, quien sabe- tiendes a sentir que esa persona no comete errores y te los adjudicas absolutamente todos a tu persona. Por suerte, no es un sentimiento eterno, y cuando empiezan a desvanecerse esos sentimientos te das cuenta de que ni él es tan perfecto, ni tú tan imperfecta. Todos somos humanos. Todos aprendemos de nuestros errores. Todos nos formulamos diez mil preguntas a lo largo de la vida, de las cuales solo conseguiremos responder 10, si tenemos suerte. Todos estamos un poquito perdidos. Todos merecemos ser queridos alguna vez, ser comprendidos. Todos necesitamos expresarnos. Todos sentimos, aunque no queramos. Todos amamos algo.  Todos.
Y que te rompan el corazón una vez, y dos, y tres, no debe hacer que pierdas la esperanza, y mucho menos que dejes de quererte. 
Al final del camino, estáis tu y tus recuerdos. Por eso se que, cuando llegue allí, me querré lo que no se quererme ahora mismo, y aquel 15 de Noviembre sera un día precioso en el que disfrute de mi grupo favorito junto a personas especiales a las que quiero y, sobretodo en ese momento, quería con locura.

martes, 21 de octubre de 2014

Those dreams weren't as daft as they seem.

Cuando tenía 16 años imaginaba mi vida a los 18 totalmente diferente de como al final resultó ser.
Cuando cumplí 18 estaba triste. A los 19 algo cambió en mi, y fue algo bastante significativo.
A los 20 aprendí que no todo el mundo esconde sus sentimientos, y comprobé que si encuentras con quién compartirlos de forma recíproca, puede ser algo maravilloso. Alguien me enseñó, por aquel entonces, que los milagros existen, y que cuando eres feliz el tiempo pasa volando. Creo que nunca he visto el tiempo volar mas rápido que en aquellos momentos. Pero esa misma persona me enseñó también que el tiempo acaba marchitando todo. Aunque yo, por mi parte, siempre he pensado que solo marchita aquello que le dejamos marchitar, y que cuando tienes algo que te hace feliz no debes alejarte de ello.
Pero el miedo nos traiciona, nos acobardamos y, cuando creemos que es demasiado tarde, nos sentimos tan culpables de haber huido que no creemos merecer ese sentimiento de nuevo.
¿Y si resulta que nos lo merecemos y, no solo eso, sino que tampoco es demasiado tarde?
¿Y si resulta que lo que pensábamos que era un punto y final nunca dejó de ser mas que un bolígrafo sin tinta? ¿Y si era  stand-by y no un apagado definitivo?
El problema es que uno mismo nunca sabe el punto de vista del resto del mundo, y la sociedad nos anima a caminar siempre hacia adelante y no mirar atrás. Pero, ¿quién sabe si, a lo mejor, lo mejor de tu vida se quedó atrás, y no tuviste la valentía de volver a buscarlo?

miércoles, 9 de julio de 2014

Heartbreak girl

Últimamente solo desearía poder deshacerme de mi cabeza y dejar de pensar. Unos minutos de silencio aquí dentro serían como un pequeño paraíso temporal.
Ojalá no me doliesen las palabras, incluso aquellas que vienen en forma de broma. Ojalá no me importase lo que los demás piensen o dejen de pensar de mí, o incluso lo que yo misma pienso de mí. 
Lo peor es que mi peor enemigo soy yo, mis ojos y mi forma de odiar cualquier cosa que pienso o siento.
Pero jamás entenderé por qué alguien iba a poder quererme si no consigo quererme yo a mí misma. Ni lo mas mínimo, ni por un momento.
Es curioso lo difícil que es agradar a los demás y es una mierda que sea aún mas difícil agradarme a mí misma.

Estoy cansada, saturada, agobiada y triste. Y solo quiero buena compañía, un abrazo y olvidarme del mundo.

miércoles, 11 de junio de 2014

Ruins of a palace within my dreams

Wait 'til you’re announced
We’ve not yet lost all our graces
The hounds will stay in chains
Look upon Your Greatness and she'll send the call out

Call all the ladies out
They’re in their finery
A hundred jewels on throats
A hundred jewels between teeth
Now bring my boys in
Their skin in craters like the moon
The moon we love like a brother, while he glows through the room

Dancin' around the lies we tell
Dancin' around big eyes as well
Even the comatose they don't dance and tell

We live in cities you'll never see on screen
Not very pretty, but we sure know how to run things
Living in ruins of a palace within my dreams
And you know, we're on each other's team

I'm kind of over getting told to throw my hands up in the air, so there
So all the cups got broke shards beneath our feet but it wasn't my fault
And everyone's competing for a love they won't receive
'Cause what this palace wants is release

We live in cities you'll never see on screen
Not very pretty, but we sure know how to run things
Living in ruins of a palace within my dreams
And you know, we're on each other's team

I’m kind of over getting told to throw my hands up in the air
So there
I’m kinda older than I was when I revelled without a care
So there

We live in cities you'll never see on screen
Not very pretty, but we sure know how to run things
Living in ruins of a palace within my dreams
And you know, we're on each other's team
We're on each other's team
And you know, we're on each other's team
We're on each other's team
And you know, and you know, and you know

lunes, 19 de mayo de 2014

Wishlist 1.0

Y aquí viene una lista de cosas que me encantaría tener algún día de mi vida.























viernes, 25 de abril de 2014

No air

A veces solo puedo pensar que me gustaría ser tan delgada que el viento pudiese llevarme, lejos, a otro lugar donde nada ni nadie me mire con esos ojos juiciosos con los que mira la sociedad de hoy en día.
Solo quiero volar...

jueves, 24 de abril de 2014

Peace of mind

Llevo unos días, semanas, quizá hasta un mes, con un estado de ánimo horrible, muy cambiante, muy triste, muy gris, muy depresivo... 
Es lo que ocurre cuando solo puedes pensar y pensar y no puedes hacer que se callen los pensamientos que invaden tu cabeza día tras día, y no tienes nada ni nadie que te distraiga de ellos.

Me falta paz mental, me falta...


Me falta Cory
Parece una estupidez, pero si existe alguien en este mundo que puede hacer que me olvide de todos mis problemas, rayadas mentales, estupideces, de lo que sea, es él. 
Lo estúpido -pero muy especial- realmente de ello es, precisamente, el poco esfuerzo que requiere, ya que lo consigue solamente con sacarme de casa a tomar una caña, a ir en coche a cualquier lugar, a sentarnos en un sofá con su musa y reírnos por horas, o, en menor medida, ya que no es el mismo tipo de conversación ni de contacto, por skype. 
Cory se ha ganado con poco el título de mejor amigo que tiene. Bueno, poco esfuerzo, porque lo que hace es mucho, aunque lo haga sin querer la mayoría de las veces. Le sale natural ser genial.
Y es que, además, es una persona con la que puedes hablar de todo, y si no quieres hablar de tus problemas, sabe hacértelos olvidar con mil millones de temas diferentes.
Y si ya de antes sabía cuánto quiero a Cory, después de lo feliz que me hizo su sorpresa navideña, ya no me quedaba ni una mínima duda. 
Pero ahora mismo es su momento para vivir aventuras y ver lugares preciosos, para ganar recuerdos que contarnos a su vuelta -aunque ya nos pone al día de lo mas importante-, que dentro de 3 meses le tengo de vuelta para tomar cuantas cañas queramos, sidras, vivir las últimas fiestas del verano, ir a Londres, a la nieve, a Madrid y a donde haga falta.

Te quiero, Cory, y ya se que no te gustan las moñadas, pero alguien tenía que decírtelas y era obvio que iba a ser yo ;)

miércoles, 23 de abril de 2014

If I ever feel better

El amor no es para todos. El amor no es para mí.
Supongo que ésto es como cualquier habilidad.
Si no se te da bien dibujar, no vas a poder pintar un buen cuadro.
Si no se te da bien tocar un instrumento, no vas a poder componer una canción con él.
Si no se te da bien nadar, no vas a poder competir en natación.
Si no se te da bien cantar, no van a aplaudirte por cantar en un karaoke.
Si no se te da bien una ciencia, no vas a poder ser un experto en ello.
Si no se te da bien la poesía, no vas a ser un poeta aclamado.
Si no se te da bien la escritura, no vas a tener un best-seller.
Quizás, y solo quizás, alguna de éstas puedas mejorarlas con la práctica.
Pero la diferencia entre cualquier otra habilidad y la habilidad de amar es...
Que si te sale mal, se te rompe el corazón.
Y si vuelve a salirte mal, vuelve a romperse.
Y así, hasta que te cansas...
Y si no se me da bien, no es mi culpa.
Tendré que buscar una forma de llenar esa inhabilidad que tengo.

lunes, 21 de abril de 2014

Definitely maybe or maybe not

Quizá tenga una idea descabellada de la perfección, o lo descabellado sea mi forma de intentar conseguirla. No entiendo por qué los defectos de los demás no me parecen importantes y los míos propios, por pequeños que sean, pueden amargarme la vida a tan alto nivel.
No debería ni importarme ser perfecta, porque al final es relativo, y total, es algo que nunca podré conseguir... No sirve de nada ser así físicamente o corregir mi carácter, no sirve de nada si al final, quien te ve con malos ojos, va a seguir viéndote así, y los defectos que tienes, solo los va a ver enormes quien quiera verlos. Al final son todo prejuicios y da igual si una persona cambia, si tus recuerdos con esa persona son malos, o tristes, es a lo que se reduce todo, a un "mejor huir".

jueves, 6 de marzo de 2014

Nostalgia.

No es ningún sentimiento triste, aunque sea un tipo de tristeza.
Simplemente, a veces, tengo ganas de llorar, al recordar momentos que en el pasado me hicieron feliz.
Solamente porque siento que quizá nunca fueron tan reales como pensaba, o porque no comprendo las razones que hicieron que hayan quedado tan lejos...
No me siento mentida. Me siento decepcionada.
La nostalgia es tan bonita y necesaria que no cambiaría esos segundos o minutos de tristeza emocional sumergida en un recuerdo por momentos de felicidad patrocinados por una vida sin recuerdos bonitos.
Que ciertas cosas hayan cambiado no significa que no sean mejores ahora. Tampoco lo contrario. Simplemente, son diferentes.
Y muchas veces pierdes personas o emociones y ganas recuerdos inolvidables.
A veces, realmente, no pierdes a las personas en sí, solo su posición en tu vida, su importancia quizá va variando a lo largo del tiempo.
Y quizá esa persona de la que he estado enamorada ahora es una persona a la que me une una amistad, demasiado especial para dejar que recuerdos o dudas del pasado cambien el tesoro que poseo en éstos momentos.
Y al contrario. Quizá haya perdido a quien ha sido mi mejor amigo durante años, aquel que conocí hace casi una década. Bueno, ¿y qué? Los recuerdos de la persona que era cuando aun era mi mejor amigo siempre van a estar ahí, y lejos de sentirme triste porque esa persona ya no exista, estoy feliz porque ha pasado por mi vida, y me ha dejado un montón de momentos felices, de conocimientos que antes ignoraba, y una lección importante sobre la amistad y la importancia de elegir bien a quién le brindas demasiadas oportunidades, viendo que las malgasta una y otra vez.
A su vez he descubierto que, cuando menos te lo esperas, puede aparecer cualquier persona que le aporte un poquito de luz a tu vida, y lo mejor en éstos casos es no asustarte ni acobardarte, porque si no das todo aquello que puedes dar, no recibirás todo aquello que puedes recibir. Y yo siempre he preferido arrepentirme de hacer algo que de no hacerlo. Demasiados "y qué hubiese pasado si" puede acabar con mi salud mental.
Y éstos últimos meses un gran gran amigo me enseñó que no debes perder nunca la esperanza, que la magia existe y que cuando menos te lo esperas puedes llevarte una gran sorpresa. También que esperar meses es nada si por quien esperas merece la pena. Y que cuando tienes los días contados, si te propones aprovecharlos al máximo, puedes. Y que no hace falta hacer gran cosa para ser feliz, lo importante es con quién compartes tus momentos.
La verdad es que, visto así, no me falta de mucho en la vida ahora mismo. Tengo suerte de rodearme de personas tan especiales y que me hacen tan feliz.

martes, 28 de enero de 2014

I'm waking up to ash and dust.

¿Cómo dejar de sentir por alguien algo que no consigues comprender por qué sientes?
Entender por qué siento ésto por él no es tarea fácil. Después de días y semanas dándole vueltas y vueltas en mi cabeza día tras día, he llegado a la conclusión de que el problema no es sentir lo que siento, sino el hecho de no comprender por qué. Y es que creo que hasta que no lo entienda no podré pasar página, y es lo único que ansío.
Supongo que solo me quedan mas por qués, mas análisis de la situación y mas qué-debo-haceres y qué-no-debo-haceres. Pues bueno, así es la vida, a veces la entiendes y a veces no. A veces pasan cosas buenas, a veces no. A veces puedes hacer algo para cambiar tu situación, y a veces... pues no.

lunes, 20 de enero de 2014

Chasing Amy

I love you. And not, not in a friendly way, although I think we're great friends. And not in a misplaced affection, puppy-dog way, although I'm sure that's what you'll call it. I love you. Very, very simple, very truly. You are the-the epitome of everything I have ever looked for in another human being. And I know that you think of me as just a friend, and crossing that line is-is-is the furthest thing from an option you would ever consider. But I had to say it. I just, I can't take this anymore. I can't stand next to you without wanting to hold you. I can't-I can't look into your eyes without feeling that-that longing you only read about in trashy romance novels. I can't talk to you without wanting to express my love for everything you are. And I know this will probably queer our friendship - no pun intended - but I had to say it, 'cause I've never felt this way before, and I-I don't care. I like who I am because of it. And if bringing this to light means we can't hang out anymore, then that hurts me. But God, I just, I couldn't allow another day to go by without just getting it out there, regardless of the outcome, which by the look on your face is to be the inevitable shoot-down. And, you know, I'll accept that. But I know, I know that some part of you is hesitating for a moment, and if there's a moment of hesitation, then that means you feel something too. And all I ask, please, is that you just - you just not dismiss that, and try to dwell in it for just ten seconds. Alyssa, there isn't another soul on this fucking planet who has ever made me half the person I am when I'm with you, and I would risk this friendship for the chance to take it to the next plateau. Because it is there between you and me. You can't deny that. Even if, you know, even if we never talk again after tonight, please know that I am forever changed because of who you are and what you've meant to me, which - while I do appreciate it - I'd never need a painting of birds bought at a diner to remind me of.

sábado, 18 de enero de 2014

High fidelity

What came first, the music or the misery? People worry about kids playing with guns, or watching violent videos, that some sort of culture of violence will take them over. Nobody worries about kids listening to thousands, literally thousands of songs about heartbreak, rejection, pain, misery and loss. Did I listen to pop music because I was miserable? Or was I miserable because I listened to pop music?

Listen, Rob, would you have sex with me? Because I want to feel something else than this. It either that, or I go home and put my hand in the fire. Unless you want to stub cigarettes out on my arm.

I can see now I never really committed to Laura. I always had one foot out the door, and that prevented me from doing a lot of things, like thinking about my future and... I guess it made more sense to commit to nothing, keep my options open. And that's suicide. By tiny, tiny increments.

Now, the making of a good compilation tape is a very subtle art. Many do's and don'ts. First of all you're using someone else's poetry to express how you feel. This is a delicate thing.

The making of a great compilation tape, like breaking up, is hard to do and takes ages longer than it might seem. You gotta kick off with a killer, to grab attention. Then you got to take it up a notch, but you don't wanna blow your wad, so then you got to cool it off a notch. There are a lot of rules. Anyway... I've started to make a tape... in my head... for Laura. Full of stuff she likes. Full of stuff that make her happy. For the first time I can sort of see how that is done.

Rob: That other girl, or other women, whatever... I mean, I was thinking that they're just fantasies. You know? And they always seem really great because there's never any problems. And if there are, they're cute problems like, you know, we bought each other the same Christmas present, or she wants to go see a movie that I've already seen, you know? And then I come home, and you and I have real problems... and you don't even want to see the movie I want to see, period. There's no lingerie and...
Laura: I have lingerie!
Rob: Yes, you do. You have great lingerie, but you also have the cotton underwear that's been washed a thousand times, and it's hanging on the thing and, and they have it too! It's just I don't have to see it because it's not in the fantasy. Do you understand? I'm tired of the fantasy because it doesn't really exist. And there are never really any surprises, and it never really...
Laura: Delivers?
Rob: Delivers. Right. And I'm tired of it. And I'm tired of everything else, for that matter. But I don't ever seem to get tired of you.

Barry: I wanna date a musician.
Rob Gordon: I wanna live with a musician. She'd write songs at home and ask me what I thought of them, and maybe even include one of our little private jokes in the liner notes.

All I'm saying is, you have to allow for things to happen to people, but most of all to yourself.