martes, 17 de septiembre de 2013

Not enough is not bad.

No es como si yo fuese un deshecho humano, simplemente es como si yo fuese Lost y tu fueses Breaking Bad.  O lo que es lo mismo, soy eso que todo el mundo recomienda conocer alguna vez en la vida, y de primeras está genial, pero cuanto mas te adentras, menos te gusta, hasta que acabas detestándolo y acaba siendo una decepción enorme, que con el tiempo solo recordarías como un "pues no acabó nada bien, resultó ser una mierda". Y tu eres eso que empieza pareciendo algo normal y corriente, pero cuanto mas conoces sobre ello mas te gusta, mas te sorprende -para bien- y te das cuenta de cuánto puede ofrecer, de lo sorprendentemente bueno que es, de la gran pérdida que hubieses sufrido si no le hubieses dado una oportunidad. Tu eres eso que se echa de menos cuando se termina, y yo, sin embargo, soy todo lo contrario en ese aspecto.

Nunca se me había ocurrido una metáfora tan acertada. Lo popular no tiene por qué ser mejor que lo que suele ser mas ignorado. De hecho, en éste caso, yo estoy demasiado sobrevalorada y tu demasiado infravalorado.
                   Por el mundo, porque por mi no, desde luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario