viernes, 7 de junio de 2013

Run away.

No os olvidéis que cambiarte a tí mismo y aprender y corregir tus errores, no son la misma cosa. Y si alguien se va de vuestra vida por esos errores, nunca llegará a ver a la persona mejorada que seréis al aprender de ellos.
Todos cambiamos, para bien o para mal. Hay gente que ni siquiera se molesta en mejorar y aprender de sus errores. Los que lo hacemos, nos merecemos más.
Todos cometemos errores, porque nadie es perfecto, ni siquiera la mejor persona que conozcas lo será.
Y sobretodo, nunca os olvidéis de que jugar con las personas y con los sentimientos siempre tiene consecuencias.


Y ya no os digo jugar con el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario