miércoles, 1 de mayo de 2013

They shine for you.

Look at the stars,
Look how they shine for you,
And everything you do,
Yeah, they were all yellow.

I came along,
I wrote a song for you,
And all the things you do,
And it was called "Yellow".

So then I took my turn,
Oh what the things have done,
And it was all yellow.

Your skin,
Oh yeah your skin and bones,
Turn into
Something beautiful,
You know,
You know I love you so,
You know I love you so.

I swam across,
I jumped across for you,
Oh what a thing to do.
'Cause you were all yellow,

I drew a line,
I drew a line for you,
Oh what a thing to do,
And it was all yellow.

Your skin,
Oh yeah your skin and bones,
Turn into
Something beautiful,
And you know,
For you I'd bleed myself dry,
For you I'd bleed myself dry.

It's true,
Look how they shine for you,
Look how they shine for you,
Look how they shine for,
Look how they shine for you,
Look how they shine for you,
Look how they shine.

Look at the stars,
Look how they shine for you,
And all the things that you do.

Here with me

Quizá sea abrumador pensar en cómo una persona puede llegar a significar algo así en a penas medio año y volverse un pilar fuerte en el día a día de una persona que tiende a ser depresiva por naturaleza.
Puede que no lo entendáis y puede que penséis que el hecho de estar siempre rodeado de gente hace que toda esa gente se preocupe realmente por mi. Y no, tristemente, conocer a decenas de personas no te hace mas feliz, aunque sepas que, si les necesitas, probablemente muchas te presten la atención que necesitas. Y no siempre aquellas que mas cerca tienes son las que mas se preocupan, o las que mas feliz pueden hacerte. De hecho, en mi caso, suele ser todo lo contrario...
Quizá necesite demasiado, al ser una persona extremadamente compleja en algunos aspectos, pero lo mas importante suele ser el cariño constante y sentir que de verdad hay alguien que se preocupa por mi cada día.
Eso es algo que he encontrado sin buscar, y que día a día me hace feliz. Todo lo que siempre he necesitado, que es sentirme querida, lo he encontrado sin hacer nada mas que ser yo misma.
Un simple "buenos días", una simple foto de cualquier chorrada, un simple mensaje, diga lo que diga, una broma, escuchar su voz, que me cuente qué tal su día, cualquier cosa, cualquiera, que Él haga, hace que mis días sean un poquito mas bonitos. Y jamás imaginaríais lo inmejorables que son los días cuando empiezan a su lado en una cama.
Claro, como todo lo demás, tiene fecha de caducidad, pero realmente depende de mi, de nosotros, y de las pequeñas (y no tan pequeñas) cosas para que sea lejana, y siga haciéndome feliz cada día.
Nunca nadie había sido tan oportuno al aparecer en mi vida. Llegar en el momento exacto en el que era la persona mas miserable que podía llegar a ser, y arreglarlo todo con unas simples palabras (simples pero perfectas). Pasar de la mas profunda miseria a las sonrisas mas sinceras que he podido regalar en meses... Es todo gracias a Él.

Nunca podré agradecerlo suficiente. Y tampoco quiero colocar sobre nadie una responsabilidad que puede llegar a asustar como es hacer feliz a otra persona...