martes, 5 de junio de 2012

Someday we'll know what's better.

Lo mejor y lo peor son cosas relativas. Lo que queremos, lo que necesitamos y lo que nos merecemos son cosas totalmente diferentes, aunque alguna que otra vez coincidan. Lo que nos hace felices y tristes es totalmente voluble. Lo que vivimos y experimentamos es lo único que nos va a ayudar a sobrevivir cada día. Los recuerdos son lo único que nos queda cuando todo se termina. Y por eso debemos aprender a mirar atrás sin ira, sin tristeza. Simplemente mirar atrás y pensar qué nos hizo sonreír y qué nos hizo llorar. Olvidar lo último, pero no sin antes buscarle una razón que llevará a una posterior solución. No tropezar con las mismas piedras una y otra vez nos ayuda a ser felices, a no ser que dichas piedras sean un motivo para sonreír. En ese caso, ¿qué importa tropezar una y mil veces?
Mi corazón siempre estará abierto para aquellas personas que se lo hayan ganado, sobretodo para aquellas que me han regalado mas sonrisas que días grises.

No hay comentarios:

Publicar un comentario