martes, 27 de marzo de 2012

De conciertos y series.

Hacía un tiempo ya que no escribía absolutamente nada aquí, y creo que va siendo hora. Éste siempre ha sido un blog donde plasmar momentos importantes o sucesos que quiero remarcar.

Quería empezar contando un poco sobre los dos mejores conciertos a los que he asistido en mi vida, junto al de 30 Seconds to Mars de diciembre 2010: Simple Plan (12/3/12) y The Kooks (20/3/12). ¿Que por qué los mejores?
Pues el primero por la larga espera, por su significado a lo largo de éstos siete años, por la compañía, por ser un regalo, por su setlist, por sus momentos, por sus lágrimas, por la noche antes, por correr como si fuese a morir, por emocionarme hasta el punto de temblar, por tener que salirme, porque me firmaron EL CD, porque fue increíble e inimaginable, porque fue perfecto y fue gracias a Carla y Kristy por el regalo y a Gael por haber estado tan pendiente de que estuviese bien, tan preocupado, por su dedicación. Fue simplemente fantástico e inolvidable.
El segundo porque creo que nunca hubiese imaginado un concierto exclusivo en un lugar tan acogedor, con barra libre, sirviéndonos comida tan deliciosa, con tan genial compañía, hablar con Luke Pritchard (y con Hugh realmente también), escuchar la prueba de sonido, conseguir foto y firmas, que Luke me diga que le gusta mi pelo, tenerles a escasos metros. Y con buenos teloneros. Y llevarme, encima de todo, una púa. Y ser parte de la experiencia London Sessions y dejar constancia de mi pelo azul por todo el panorama fanático de The Kooks.

Pues eso, increíbles ambos.

¿Y la serie? Skins.
Después de cinco años siguiéndola hoy ha llegado a su final total y absoluto. Aquí se termina, y de una forma poco agradable, pero prefiero quedarme con lo bueno y no recordar la basura de última temporada. Pensemos que es mejor así, antes de que realmente acabase odiando la serie.
Que aun recuerdo aquel par de dias viendo Skins sentada en la cama extraíble hasta que salía el sol, allá por el verano de 2007, mientras mis padres estaban de vacaciones. Aun recuerdo a aquella primera generación y se me encoge el corazón. Incluso con la segunda. Que a la tercera quizás no llegué a cogerle tanto cariño en general, pero sigue siendo una parte importante, sobretodo dos personajillos.
Aun recuerdo esas noches de twitter en las que Mike Bailey me presentó a una chica, la tirada de trastos de Merv Lukeba, las eternas horas comentando skins y conociendo mas gente gracias a la serie via twitter, y mas recientemente los visionados nocturnos, las horas de tumblr reblogueando a Rich y Grace, que me respondiesen ambos por twitter.
Enganchar a bastante gente a la serie, y ver que has hecho que descubran algo que les gusta tanto. Vivir el comienzo de un proyecto que ha terminado siendo realmente importante para mucha gente: skinsblog. Y para mi, y otros mas como yo, aun mas importante: skinsforo. Donde he conocido a gente increíble, y sobretodo a una de las personas que mas quiero. Donde he pasado horas y horas en un rol divirtiéndome, o diciendo qué pienso, o qué escucho. O mas allá, otra extensión, pasar horas y horas en un chat con gente con la que pasar un rato mas que agradable, aunque poco a poco haya perdido, a mi parecer, gran parte de ese encanto que tenía al principio, cuando era mas acogedor.

Que Skins puede terminar, pero lo que haya unido ésta serie, esperemos que no lo separe su final.




PD: Larga vida a Playing it straight, que nos ha amenizado esperas de Skins!

No hay comentarios:

Publicar un comentario