miércoles, 19 de octubre de 2011

Una noche reversible.


Infinita ingenuidad, ilusión centesimal. Me creía tan capaz con mi cápsula de Albal... Mi torpeza fue total, de tan grande es demencial. No detecto una señal, nunca encontraré el lugar... donde al fin me entienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario