lunes, 24 de octubre de 2011

Definitely, it is you. But it will be me.

Que no hay algo mas precioso que el invierno ya lo sabía, pero no pensaba que el invierno me devolvería ésta seguridad, y lo que ello conlleva.
Perfección. No hay mejor palabra para describir el instante en que tu piel roza mi piel, cuando mi mano toca la tuya. 
Cariño. No existe otra palabra para expresar lo que sintieron los demás. Pero no es esa la que sentía yo.Quizás miedo, temor, se asemeja mas.
Es todo, un conjunto de sensaciones, momentos, que mas adelante se convierten en simples recuerdos que solo te dejan dos opciones: olvidarlos, o guardarlos para siempre. No me gusta olvidar. Y tampoco quiero recordarte cada segundo de mi existencia como he hecho en tiempos pasados. Negarse puede ser una opción o puede no serla. Quizás, realmente, no tenga elección, al menos no mas que esperar a que tu decidas qué quieres tener, y qué quieres desechar. Soñando por no ser yo lo segundo.
Lo importante, realmente, es vivir cada momento, disfrutando de ti cuando pueda, porque sería lo mas sensato. Y no pensar si dolerá o dejará de doler algún día. El dolor es parte de la vida, no tiene por qué ser algo malo si aprendo a controlarlo. Enjaularlo.
Pues finalmente decidí atraparte y guardarte. Que deseo estar ahí cuantas veces pueda. Y tocarte otra vez. Y, por qué no, besarte una y mil veces, hasta que se rompan nuestros labios de tanto usarlos, o hasta que nos quedemos pegados para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario