martes, 28 de junio de 2011

DcodeFest 1.

Voy a empezar con el jueves, aunque no sea parte del Dcode. El jueves, al llegar a Madrid, tras hacer una parada en el hostal y descubrir que nuestro compañero de habitación o era monosilábico o nos odiaba por alguna razón desconocida, quedamos con Erick (Charly al final no vino) y allí estuvimos con él hora y media en Plaza de España, hasta que llegó nuestra hora de prepararnos para la noche que nos esperaba.
A las diez menos cuarto salimos del hostal preparadas para cenar con Nacho y su amigo neoyorkino, Javi, e irnos acto seguido a buscar el Independance, que tanto nos costó encontrar... pero, ¡ey! ¡¡¡Mereció la pena!!! Me enamoré de ese local, así de simple. La música, el ambiente, la bebida (porque cinco euros una copa no es nada caro y te rellenan de alcohol mas de la mitad de la copa)... todo, simplemente fantástico.

Y aquí comienza el Dcode, después de dormir unas pocas horas esa noche e ir a buscar a Carla...

Tanto mareo de si la cola de la derecha es para pulseras (que, por cierto, son guapísimas!) o para entrada de un día, que si la de la izquierda lo es, que si pitos y flautas, mereció la pena porque nos situó las primeras de la cola para entrar al recinto. Y, como no, después de deshacernos de tapones de botellas (llevábamos mil en las mochilas, no problem.) echamos a correr como locas en cuanto abrieron el recinto y, si, como podéis ver en la foto de arriba, nos situamos en primerísima fila, preparadas para pasar calor las siguientes tres horas pero con la esperanza de ver a All Time Low dar el concierto de su vida, seguidos de Sum 41 y de MCR. Pero...
No todo fue como esperábamos y a veinte minutos del concierto de All Time Low, los seguratas dieron la noticia de que el grupo se retrasaba y que tocaría a medianoche en el escenario número 3, que es la cosa mas enana que podáis imaginar. Increíble, y yo ya de bajón. Lo único que me consolaba era el manguerazo de agua fria que nos daban a veces.
Empecé a rayarme por no estar en primera fila del escenario 3 y al final acabamos saliendo de la primera fila del escenario principal. Pero ésto no hizo que nos perdiésemos a Sum 41, ni mucho menos...

Los vimos, en un sitio bastante perfecto, con una acústica estupenda desde ese sitio y el pantallazo gigante justo delante nuestra, donde podíamos ver a la perfección a Deryck y su coloque descomunal. Esos gestos, esa forma de bailar... el chico iba puesto hasta las cejas, pero el conciertazo que dió fue aun mas impresionante.
Aunque antes de que terminase, Kristy y yo nos fuimos dirección al escenario 3... pero nos dimos la vuelta corriendo a Sum 41 en cuanto empezó Still Waiting. Y después, ya si, por fin en primera fila del escenario 3. Yo ya estaba tranquila.
Durante la espera, que fueron como tres horas aproximadamente, presenciamos una entrevista a Lori Meyers y a otros artistas mas, jugamos a las cartas con unas chicas que conocimos allí y, cuando empezó My Chemical Romance en el escenario principal, fui corriendo a escuchar, aunque fuese, una canción, y verlos.
Sí, me perdí ver a MCR, pero al menos los escuché perfectamente desde el escenario pequeño y gracias a ello tuve el mejor concierto que podía imaginarme de All Time Low.

A escasos metros de mi estaba Jack, el cual tenía su micrófono lleno de sujetadores que tiraron las fans en una avalancha de sujetadores voladores al empezar el concierto (que al pobre, ya en la primera canción, se le rompió una cuerda). El simpatiquísimo de Alex siempre mirando a quien sacase una cámara de fotos, haciendo bromas con Jack...
Pero bueno, que lo mas destacable, sin duda alguna es... el concierto en sí. UN ACÚSTICO. ¿Sabéis lo que pagaría alguna gente por un acústico de su grupo favorito? Pues eso. Vale, no es mi grupo favorito, pero está de los primeros, eso sin duda. Así que haberme perdido a MCR (aunque perdérmelos en realidad no me los perdí) mereció mucho la pena. Muchísimo. Vale, y a lo mejor no me cantaron 'Lost in stereo', porque obviamente esa es una canción poco apropiada para un acústico, pero me da igual, porque en cuanto cantaron 'Remembering Sunday' me enamoré mas aun de ellos.
Y podría pasarme años escribiendo sobre lo genial de éste concierto, pero voy a pasar a Lori Meyers y...

Encontrarnos a Johan (si, si, si, el de la MTV, si!) viendo el concierto de Lori Meyers con sus amigos, acercarnos para hacernos una foto con él y que sea una persona majísima no, lo siguiente, con nosotras. (Y Lori Meyers increíbles, también!)
Y al final del concierto de Lori nos fuimos un ratito a ver a The Zombie Kids, que molan millones de trillones! Y bailar y bailar y bailar... ¡¡Y bailar la canción del tetris camino al WC!! "Coño, un váter que habla!" xDDD que genial fue el final de la noche, que pena que Kristy no podía mas (¡¡floja!!:P) y nos volvimos al hostal a dormir y a descansar, que al día siguiente todavía nos tocaba más fiesta... sin olvidarme del Drag Queen que nos encontramos en la Sala Heineken de vuelta...



Y hasta aquí el viernes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario