martes, 24 de mayo de 2011

Supernatural. Season 6.


Ayer terminó la que, en un principio, iba a ser la última temporada de Supernatural. El final, para siempre. Pero hace poco me enteré de la renovación para una séptima temporada, y mi expresión de felicidad no podría ser mejor.
Lo único que comentar es que el final de ésta temporada ha sido muy turbio, y que no se si tener o no tener esperanzas de una séptima mejor o será demasiado todo el rollo bíblico que se traen entre manos desde hace ya un tiempo.
Y ahora, con Castiel como Dios, enfrentado a Sam y Dean, me recorre una sensación de desilusión e ilusión al mismo tiempo. Es lo que tiene que se lo curren tanto como para hacer que Castiel se acabe volviendo también uno de tus favoritos (y, obviamente, se volvió personaje importantísimo), que si al final se acaban enfrentando no sabes si estar del lado de los hermanos Winchester o de Castiel, que tiene las de ganar, teniendo en cuenta que ahora ya no es un ángel sino Dios.
Me recuerda, en cierto modo, a la lucha Jacob vs. AntiJacob de Lost, en la que terminé decantándome por el bando de AntiJacob solo por tener consigo a Claire y, al final, como era obvio, no iba a ganar. ¿En qué serie acaba ganando el mal?
Pero volviendo a Supernatural... ¿Quién es el mal ahora? ¿Deberían Sam y Dean someterse al poder de un Dios que ha dejado de ser humilde para convertirse en un arrogante estúpido? No me creo que vayan a cruzarse de brazos y no vayan a intentar terminar con todo su poder, como hacen siempre. Y de eso se trata. ¿Quién ganará? Porque debemos tener en cuenta que Castiel fue quien ayudó a los hermanos durante el apocalipsis, y con cualquier cosa, que sin él no seguirían vivos. Así que... solo queda la esperanza de que Castiel recapacite, que Dean lo haga entrar en razón, pero es difícil de creer después de ver el final...


PD: Tengo que decir que, al ver la escena de la foto de arriba, no sabía muy bien si aquello era un sueño de Sam o uno mío, porque madre mía :$

No hay comentarios:

Publicar un comentario