domingo, 13 de marzo de 2011

Carnaval 2011 (I): Avilés.

Nada mejor que improvisar un disfraz sangriento, muy en mi línea, para empezar bien los carnavales y recibirlos lo mejor posible...




Tengo que decir que, la cabeza del novio que tanto trabajo me costó hacer, acabó siendo robada por unos osos panda que se dedicaron a jugar al fútbol con ella de vuelta a casa...
De todas formas, el viernes terminó siendo un gran gran día, aunque acabase del disfraz hasta las narices... ¡¡Pero al menos vi a E.T!!



El sábado he de reconocer que viví el mejor descenso de Galiana de mi vida, con muchas risas, alcohol y buena compañía... o, mas bien, una compañía muy loca. Y es lo que mola, para ser sinceros...

Pero llegar a casa y tener que ducharte y prepararte, estando ciega, en cosa de hora y media, es un poco complicado... aunque lo conseguí. Y aunque la noche no fuese tan genial como otras, tampoco tengo queja :)


El lunes... que habíamos planeado ir a Gijón, ya que es el día grande allí, pero, como siempre, terminamos quedándonos en Avilés. Y no me quejo, ¡porque posiblemente fuese el mejor de los días de carnaval! Entre el botellón en casa de Kristy, la orquesta y todo lo que ella conllevó, que vienen siendo muchas risas sobretodo, el búho... y, como no, terminar encima de la barra del búho. ¿Por qué nos gustará tanto subirnos allí? Y ésta vez había mas gente sobre la barra que en el suelo del local...




Aunque, en definitiva, el carnaval de Avilés fue genial, tengo que decir también que el martes hiberné todo el día, me desperté medio muerta, con moratones en sitios increíbles y, lo peor de todo, el chichón en la cabeza que me hice al caerme (o mejor dicho al ser empujada por cierto gilipollas) y que me estuvo doliendo días, y provocándome dolores de cabeza no precisamente agradables...
Pero al menos el carnaval avilesino acabó siendo de sobresaliente :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario