martes, 1 de febrero de 2011

Mi rutina preferida.

Hola, febrero. Llegas pronto, mas de lo que me gustaría. Mucho, mucho mas. Y pensar que hace un año la situación era tan diferente... ¿Sabes que es posible amar a mas de una persona a la vez? Lo aprendí hace un año. Quizás no con la misma intensidad, pero es posible, por desgracia, y es una mierda cuando necesitas decidir. ¿Y ahora? Un año después ni a una sola, aunque no sería difícil, lo se, pero he decidido no amar a nadie, hasta que alguien me deje plenamente hacerlo. Si, es imposible, no puedes decidir amar o no amar, eso sale solo, pero he llegado a la conclusión de que si no lo pienso, si no reflexiono sobre ello, desaparece, y por eso es por lo que no me gusta pensar. Cabeza ocupada = sentimientos escondidos. Y ya se sabe, con el tiempo todo se cura, todo desaparece, así que no entiendo el gran problema del amor, y las grandes mentiras de amar para toda la vida. Yo creo que no soy capaz de eso, para siempre es demasiado tiempo. O quizás piense así porque aun no he encontrado alguien que me haga pensar que puede durar para siempre durante... siempre. Cosas que pasan, el tiempo dirá.


Welcome, february.

No hay comentarios:

Publicar un comentario