miércoles, 19 de enero de 2011

Los Vampiros de Morganville.



Nunca pensé que me engancharía a un libro mas que a una serie... mi madre lleva años regalándome libros para ver si me animo a leer (la saga de Crepúsculo, libros de fantasía a montones, Narnia... normalmente todos bastante conocidos... y siempre los dejo a medias, por falta de interés, de tiempo, o simplemente porque "tengo algo mejor que hacer" xD) y de pronto, así como quien no quiere la cosa, dio con el primer libro de los Vampiros de Morganville y me lo regaló por Reyes. La verdad es que antes de abrirlo, el papel transparentaba, y miré a ver que era, y al ver que era un libro sobre vampiros pensé "joder, mamá, no tuviste bastante con regalarme Crepúsculo y ver que están criando polvo en la estantería?". Además me acababa de comprar días antes "Tres metros sobre el cielo" de Federico Moccia y lo había empezado ya. Pero el día de Reyes, que tenía comida familiar, me dio por llevarme mi nuevo libro y ojearlo un poco, y para mi sorpresa en solo ese día me leí unos 7 capítulos. Ya estaba oficialmente enganchada.
Siempre he dicho que si no leo es mas que nada porque no había encontrado nunca un libro que me interesase lo suficiente, que me enganchase, y éste lo ha conseguido. Justo un libro que aparece de la nada, que ni Chuck Norris conoce, es el libro que consigue engancharme. Curioso, ¿eh?

Hace dos noches que terminé el primer libro, el cual termina con un cliffhanger que me dejó muertísima (ja, ejem), y empecé a suplicarle a mi madre que me comprase el segundo, que lo necesitaba. Ayer, volvió a casa sin él, y yo estaba que me subía por las paredes. Hoy, había quedado con ella a las 12 en el mercadillo de Piedras Blancas, y cuando llegué no me dijo absolutamente nada sobre el libro, así que di por hecho que no lo había comprado. Cuando le pregunté dónde me había comprado el primero, para ir yo a por él, me respondió que me había comprado esa mañana el segundo y el tercero. Le sonreí y le revisé todas las bolsas que llevaba en busca de los libros. Estaban envueltos, así que no los saqué... al menos hasta que subimos la cuesta que hay justo antes de llegar a mi portal, que abrí el paquete como si no hubiese un mañana y miré los libros, como si fuesen un tesoro que llevase esperando años, o siglos. Miré a mi madre y, riendo, me dijo "¿No puedes esperar a llegar a casa?". Pues no, no podía. Y en el ascensor ya me leí la primera página... sabiendo ya qué había ocurrio tras aquel cliffhanger que dos noches antes me había dejado muerta.

*En fin, es un poco basura engancharse a unos libros así, porque a penas se encuentra información en español sobre ellos, y no se si habrá salido ya el cuarto en España o aun no. En inglés si, puedes encontrar mil noticias y hasta rumores de que pronto habrá una serie.

"Bienvenidos a Morganville, Texas. No salgas después del anochecer."

No hay comentarios:

Publicar un comentario