lunes, 31 de enero de 2011

As long as...

Intento lo máximo posible crear recuerdos especiales, sean o no con personas especiales para mi. ¿Por qué? Porque no me importa aquello material, como tener una foto con alguien o llevar puesta la pulsera que me regaló (si, vale, obviamente importa, pero no es lo mas importante), me importa muchísimo mas recordar cuando quiera y donde quiera lo que estuve haciendo dos o tres meses antes (o mas, incluso podría recordar a la perfección cosas de hace cuatro años...) y con quién estaba, y poder cerrar los ojos y revivir algún momento, o poder sentir lo que sentía en aquellos momentos, poder imaginar incluso el aroma que me envolvía... y que me haga sonreír y sentir bien. Puedo. Sinceramente, siempre lo he considerado una de mis ¿virtudes? O manías, quien sabe. Pero es eso, es algo importante, porque al final es lo único que siempre va a estar ahí si tu quieres.
Será que le doy demasiadas vueltas a todo siempre. Y de hecho, estoy segura de que nadie entiende éstas tonterías que escribo a veces, pero yo me entiendo. Suficiente, ¿no?
De todas formas, venía a contar, en definitiva, que nunca sabes cuando una persona que ahora no lo es puede volverse especial... por eso es mejor aprovechar cada segundo con cada persona, hacer especial cada recuerdo. Y si al final no merece la pena, tan fácil como olvidarse. Vale, si, qué tontería, olvidarse no es fácil. Pero siempre puedes intentarlo.



O qué se yo. Tengo sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario