jueves, 9 de diciembre de 2010

Bla bla bla...

Había escrito una bonita historia sobre dos luciérnagas, una niña y una mariposa (obviamente, con doble sentido todos) en mi libretita de pensamientos, para posteriormente escribirla aquí... Pero poco antes del final de la historia ocurrió cierto evento y ha hecho que mi inspiración pacífica se tornase violenta, así que lo que empezó como una historia muy bonita ha terminado con un final que, desde luego, es de todo menos feliz.

Espero que vuestro puente haya sido divertido, o relajado, o entretenido, o... lo que sea, pero siempre en un sentido positivo :)

1 comentario:

  1. Va, que a veces los finales no-felices son los más bonitos :3

    ResponderEliminar