domingo, 19 de diciembre de 2010

Arrow.

Hace nada me quejé de que no quería que terminase el año, porque había sido genial. Hoy, digo todo lo contrario, porque al pensar sobre ello y sobre todo lo que ha ocurrido éste año me he dado cuenta de que no puedo quejarme absolutamente de nada. Vale, que aun el año no ha terminado y quedan poco mas de 10 días, pero... ¿Puede realmente suceder algo tan horrible como para quitarle al 2010 el galardón de mejor año de mi vida? Lo dudo. He tenido mas de lo que había pedido en principio, muchísimo mas, de hecho. Que sea una avariciosa y después de tenerlo quiera más de lo mismo no es motivo de queja. Ahora me he dado cuenta. He tenido mas de lo que merecía, mas de lo que esperaba, mas de lo que soñé para éste año.

Así que... cuando éste termine, el 2011 será mas que bien recibido :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario