domingo, 12 de diciembre de 2010

7 minutes in heaven

10 meses. Los 10 meses mas raros de mi vida, pues me estaba re-conociendo a mí misma. 10 meses en los que intentar seguir hacia adelante aunque fuese del peor de los modos. 10 mil razones para seguir pensando en él aunque desease pensar en cualquier otra persona, y de hecho, lo intenté.
Y entonces llegas tu, y rompes mis esquemas. Nunca nadie lo había tenido tan fácil, y tu, sin a penas intentarlo, sin ni siquiera darte cuenta de lo que hacías, lo conseguiste.
Pero, como no, la historia es siempre la misma, lo único que cambia es el papel secundario, al que le doy mas o menos valor en función de su persona.

De qué sirve encontrar uno al que darle un valor alto si la persona no quiere aceptarlo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario