lunes, 15 de noviembre de 2010

Go left.

El sol vino a calentar lo que ya parecía estar congelado irremediablemente. Y caminaron juntos bajo las nubes, con la lluvia mojando sus cabellos y el frío helando sus rostros. Pero a penas sentían aquel frío, porque muy dentro de ellos estaba empezando a arder algo, y fuera volaban alto, casi tocando el cielo, aunque estuviese encapotado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario