jueves, 2 de septiembre de 2010

What's the rush


¿Sabes? Me haces daño sin quererlo. Solo pensar en ti hace que me odie un poco mas a mí misma, y lo peor es que día tras día lo hago. No estoy del todo segura de si eres tu quien me hace daño o me lo hago yo al recordarte, pero... ¿Acaso puedo no hacerlo? No se como, lo he intentado mucho tiempo y aun no he encontrado la manera. Es que hay mil cosas que me recuerdan a ti, y mil canciones que hablan de ésta situación, e incluso en las películas o en las series consigo encontrar una frase, algo, que haga que piense en ti. Es una locura. La mayor enfermedad que he conocido en mi vida es ésta. ¿Cómo he conseguido infectarme y como puedo hacer para curarme? Y la primera, en realidad, no me importa. La segunda, dentro de mí, ni siquiera quiero saberla...

Intento recomponerme y volver a hacer aquello que solía hacer: no pensar. Desde hace casi un año aprendí que pensar era lo peor que podía hacer en situaciones así, dolorosas, y por eso dejé de hacerlo. Pero me has jodido los planes, porque tu no entrabas en ellos. Y desde que estás aquí he pensado más que en toda mi vida. ¿Dejarse llevar? He olvidado lo que era eso, tengo demasiado miedo para hacerlo. No se confiar en nadie porque ahora, por tu culpa, pienso que todo el mundo e hará daño tarde o temprano. Y aunque lo hagan, también por tu culpa, he aprendido a perdonar facilmente, y eso me hace más débil, y eso da libertad a la gente para herirme, porque saben que habrá un perdón, que no soy tan fuerte como intento aparentar.

He conseguido que la gente no lo viese durante un tiempo, pero no se si puedo aguantar más, porque estoy desesperada y solo quiero desprenderme de todo ésto que siento, de todo lo que me hace daño.

Y es todo culpa tuya, y aunque me hagas daño, seguiré perdonándote una y otra vez, porque aunque seas el mayor dolor, también la mayor debilidad. Hasta que termine de construir éste muro en mí sin que consigas derribarlo a medias, como sueles hacer, no podré olvidar que te quiero. Y por tu culpa ahora, casi todo lo demás, me resulta insignificante y ni siquiera es considerado competencia a tu lado. Es horrible.



Una mentira: Te odio.
Una verdad: Te amo.

1 comentario:

  1. La verdad que no logro entender esa faceta tan... Sadomasoquista. Yo cuando veo que me toman el pelo o que me hacen daño, aunque me duela trato de alejarme, me obliga a hacerlo, a fin de cuentas es lo mejor. Sí no te valoran como deberían, no merecen tu atención.

    Nueva serie descubrimiento en la MTV, Mi vida según liz (my life as liz) recomendable 100%.

    ResponderEliminar