lunes, 6 de septiembre de 2010

Tu y yo, tres metros sobre el cielo.

Revolución Rock cantaban los de The Clash. La revolución de un disco que gira al contrario y se vuelve scrath, el ruido que se convierte en sonido. El latido que se convierte en ritmo. Fuerza hermanos, aceleren la vida a toda velocidad y nunca dejen de hacer revoluciones.
La luna se vuelve el sol. La noche el día. Porque detrás de cada persona se esconde otra. Quizás más bella, quizás más nueva, quizás la tuya.
Girando al contrario.


Todo lo que tienes que hacer es ponerte los cascos, tirarte al suelo, y escuchar el CD de tu vida. Canción tras canción, no puedes saltarte ninguna, todas han pasado, y de una forma u otra servirán para seguir adelante. No te arrepientas, no te juzgues, se quien eres. Y no hay nada mejor para el mundo. Pausa, rebobinar, play, y más y más aún. Nunca pares la música, no dejes de descubrir sonidos para lograr explicar el caos que tienes dentro.
Y si te sale una lágrima cuando lo escuchas, no tengas miedo, es como la lágrima de un fan cuando escucha su canción preferida.


- ¿Te has enamorado verdad? ¿No piensas siempre en ella? ¿No estás esperando la hora en la que ella te llame? ¿No te late con fuerza el corazón cuando la ves?
- Sí. Sí que estoy enamorado.


Love is all you need.
¿Sabes a qué cosa se le dedican muchas canciones?
Exacto, al amor.
Bello, feo, triste, alegre, fuerte, débil, castro, porno, violento, soñado, olvidado, antiguo, moderno...



Y era el mar más bello que yo ya hubiera visto. Hecho por miles de corazones que laten juntos. QUe bailan siguiendo el ritmo de la música. A veces el dios de la música, el dios de las luces y el dios de la noche deciden agarrarse de las manos, haciendo que la tierra se vea preciosa desde aquí arriba.
Tomando la bajada hacia marte.


-Me da miedo decir algo equivocado... Te amo.
-Vuelvelo a decir.
-Te amo.
-Nunca dejes de decirlo.
-Te amo, te amo, te amo.
-Nunca habia sido tan feliz en toda mi vida.
-Yo tampoco.
-Tan feliz como para tocar el cielo con un dedo?
-No, así no.
-¿Ah, no?
-Mucho más. Al menos tres metros sobre el cielo.

2 comentarios: