miércoles, 8 de septiembre de 2010

Ho voglia di te.


- ¿Y tu no piensas nunca como seremos dentro de 30 años? Yo quiero tener todas las experiencias posibles, y quiero hacerlo ahora. Y luego poder recordarme y decir: No te has perdido nada. Y piensas, ¿en quién nos convertiremos? ¿Que cosas nos llevaremos de todos estos años...?
- ¡Y yo que sé! Cambia todo con tanta velocidad...
- ¿Quieres saber la verdad? Tengo miedo del futuro, tengo miedo de aquello que me sucederá, tengo miedo de quedarme sola... Tengo miedo de amar otra vez.

- Tus fotografías... son bellas. ¿Es una manía?
- No, es una pasión.

- Esta es la cadena de los enamorados, normalmente los enamorados vienen aquí, cierran el candado, lanzan la llave al río Teveres y despues no se dejan jamás.
*Él cierra un candado*
- Mira,que es para siempre, ¡eh!
- ¿Para siempre?
- Sí.
- ¡Para siempre!

- Tu en mi lugar no puedes ponerte nunca, como tu dices: es la regla.
- ¿Sabes para que sirven las reglas? Para no lanzarse mucho en una historia, porque enamorarse le da miedo a todos. Entonces es mas fácil esconderse detrás de la fantasía. El principe azul no existe. Amar es otra cosa: Es aceptar a una persona con sus defectos y errores.


Nadie hace caso del agua que va después de la lluvia, cuando vuelve el sol. Poco importa si sobre esa agua hay lágrimas después de haber llorado por amor, por dolor... El agua se evapora, vuelve el aire a nuestros pulmones, respirando el viento que sentimos en la cara. Y las lágrimas vuelven a entrar en nosotros, como las cosas que hemos perdido... Pero nada se pierde en realidad. Cada segundo que pasa, cada luna que surge... no hacen mas que decirnos "¡Vive!", Vive y ama lo que tu eres, como tu eres, por lo que tu eres. Mira en lo alto hacia el cielo, cierra los ojos y no te canses nunca de soñar... La vida es muy corta para no vivirla juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario