sábado, 25 de septiembre de 2010

7am

Las 7am. Un reloj que suena, un sol que brilla, una nueva mañana... pero no es nueva para ti. No has dormido nada aún, a pesar de haberte acostado hace horas.
Los minutos se hacen eternos porque cada segundo tu cabeza, inevitablemente, recibe nuevas preguntas y pocas respuestas.
Y lloras aunque intentes evitarlo, eres mas débil de lo que piensas... ¿O quizás todo lo contrario? Es un logro levantarte cada día y fingir una sonrisa, y que se la crean.
Sabes bien quien eres pero te esfuerzas por esconderlo, y la razón es la mas obvia, el miedo a encontrarte a tí misma repitiendo la misma historia.
¿Pero de que sirve si, aun escondiéndote, no eres capaz de evitarla?

1 comentario:

  1. Mmm.. corto y tajante, me gusta mucho.
    Esto era lo que habias escrito en el movil a las 7 am? xD.

    ResponderEliminar