domingo, 29 de agosto de 2010

San Agustín 2010.

No ha habido descontroles ni cosas fuera de lo común. Pero ha habido cosas mucho mejores: conversaciones que tocan corazones. Y no una, ni dos, ni tres, no... muchas.
No ha sido una noche de buscar a quien hace tiempo que no ves entre la multitud, pero he estado con la gente con la que de verdad quería estar.
No hemos tenido ni nuestro querido Beefeater, pero el calimotxo nos hizo compañía durante toda la noche. O, al menos, a mi.
He sonreído, he caminado (mucho), he reído a carcajadas, he sido abrazada y he abrazado, me han dicho "Te quiero" de forma sincera que me encantó escuchar, he vuelto a casa con una hermana pequeña adorable y genial, y, cuando menos me lo esperaba, incluso me hicieron llorar... pero de una forma bonita, acompañada de una gran gran sonrisa.

¡Ey! Y puede que ésto se borre facilmente de mi piel, pero en mi cabeza va a seguir durante mucho, mucho tiempo...:)







I'll miss you, babe (L)=(
- Me too ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario