viernes, 20 de agosto de 2010

Music breaks my heart.

Me encanta la música. Cuando era pequeña, con mis ocho añitos, solo pensaba en mi primera minicadena donde poder escuchar, por aquel entonces, a mi querido Aaron Carter a tope, o los Backstreet Boys, o las Spice Girls, o Britney Spears, o los Hanson...
Después llegó la televisión por cable y mi enganche al canal Fox y a todas sus series, y dejé de lado la música durante muchos años. No totalmente, claro, sino el hecho de preferir encender la tele nada más llegar a escuchar algo de música, del estilo que fuese que me gustase en cada momento (sí, demasiadas etapas...XD).
Ahora, he vuelto otra vez a aquella época en la que lo primero que quería nada mas llegar a casa era enchufar la minicadena y tirarme en la cama, solo que ahora lo que enciendo es el PC, abro el spotify, y lo enchufo a la minicadena para que se escuche mucho mejor. Y en lugar de tirarme en la cama a escucharla, estoy navegando por la red. Cambios, pequeños, pero cambios.
La clave está en escuchar la música e identificarte con ella. Siempre me ha pasado eso, las canciones me gustan más cuando la letra me llega al corazón. Las relaciono con algo de mi vida y así les acabo cogiendo el cariño que les tengo a muchas de ellas.
Aunque no todo es bueno, pues si una canción que te gusta la relacionas a algo que después se convierte en un desperdicio de tiempo, la canción pasará a ser horrible al escucharla, supongo que por los recuerdos que te traiga. Como decía un amigo mío, "si tienes una canción que te encanta asociada a un recuerdo que no te gusta, trata de asociarle un recuerdo mejor". Eso he hecho mil veces. He asociado canciones que tenía asociadas a unas personas concretas, a mis amigos. Siempre a ellos, porque eran mi constante estos ultimos meses. Y aunque ahora las cosas no sean como hace medio año, Wonderwall e Invincible siempre serán unas canciones que me recuerden a aquel invierno/primavera que tan especial fue para mi con la mejor de las compañías.
Y ahora es el momento de desprenderme de muchas canciones, pero no se a quien relacionarlas porque nada es constante ultimamente en mi vida (excepto Boto, claro, como siempre), así que me toca resignarme a los recuerdos, por muy malos que sean, hasta que consiga asociar ciertas canciones con tiempos mejores.


Don't you worry about the distance, I'm right there if you get lonely give this song another listen. Close your eyes, listen to my voice, it's my disguise... I'm by your side.
Oh it's what you do to me

1 comentario:

  1. He de decir que he encontrado esta entrada por casualidad... Y sinceramente tengo que decir que has dado en el clavo. Tendré que echar un vistazo a algunas entradas más para ver si das en el clavo más a menudo ^^.
    un saludo!

    ResponderEliminar