lunes, 30 de agosto de 2010

Hey, why don't you smile?

Hace tiempo ya que creía perdidos ciertos sentimientos. Y entonces, como por arte de magia, vuelven. Asombroso como personas que veías perder poco a poco y cada vez más, pueden llegar a hacerte sonreír con dos simples palabras. Supongo que es lo que tiene la amistad, que aunque pase tiempo, siempre sigue ahí, quizás indestructible y fuerte como ninguna otra cosa, siempre y cuando sea de verdad.
Y no solo eso, cuando empezaba a pensar que ya nadie podía entrar en un grupo de confianza como son mis amigos, llegó alguien que con poco lo hizo, supongo que por lo que consiguió inconscientemente. Por eso, cuando dije que para mi ibas a ser como una hermana, lo dije en serio.

¡Hey! ¡Que la luz a veces brilla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario