domingo, 30 de mayo de 2010

Dreaming a reality.

Conversaciones sencillas que se vuelven importantes. Gestos que parecen insignificantes pero acaban siendo inolvidables. Reflexiones, muchas horas de pensamientos mientras las olas de perdían en la orilla.
Puede que desee olvidarlo, pues facilitaría mi vida y me ahorraría mil quebraderos de cabeza, pero todo ocurre por una razón y era necesario que ésto sucediera.
Gracias a ti me di cuenta de que a veces los sueños no se alejan tanto de la realidad. Que existe gente suficientemente especial como para tocar tu corazón con poco, incluso cuando intentas evitarlo. Que un silencio puede ser tan perfecto como dos horas de conversación continua.
Me diste esperanza justo cuando más la necesitaba. Evitaste, inconscientemente, que me encerrase en mí misma, y me recordaste quien soy y que es lo que mas deseo. Me hiciste especial aunque durase menos de lo que me hubiese gustado. Me demostraste que no soy tan rara como suelo sentirme. Me hiciste feliz, me regalaste palabras, sonrisas, miradas, abrazos, caricias, besos... y todo eso sin que me lo esperase, sin esperar tu nada a cambio, y sintiéndolo de la misma forma que yo.
Me enseñaste que hay que disfrutar siempre cada momento, guardando cada detalle, porque nunca sabes cuando la persona que tienes al lado, o el momento que estás compartiendo, se volverá importante, especial.
Me echaste de menos, me quisiste, te acordaste de mi mil veces... y no tuviste miedo de decírmelo.
Hiciste que la serie mas especial del mundo se volviese aun mas especial, incluso volviéndose personal, sentimental. Empecé a encontrar partes de mí, de mi vida, de mis días, en sus capítulos, en sus escenas... y la mayor parte fue gracias a ti.

Y por eso te quiero, lo creas o no. Aun sabiendo que no piensas en mi, que no me quieres, que no soy para ti ni la mitad de lo que fui, que no seré nunca ni la mitad de lo que tu eres para mí. Incluso sabiendo eso, no puedo olvidarte, no puedo dejarte atrás. Me has dado demasiado y ahora ya nada es tan sencillo como solía ser.





.

3 comentarios: