lunes, 3 de mayo de 2010

Amor temporero.

Todo había empezado como un juego. Un juego en el que nadie perdía y ambos ganábamos diversión y un recuerdo. Sería temporal y no sería más que eso.
Pero las cosas no siempre salen como planeamos... y he aprendido que jugar con el corazón es incluso peor que jugar con fuego. Y aquel recuerdo ahora es demasiado especial y por eso significa tanto.
Y no quiero vivir pensando que todo es igual, porque está claro que las cosas cambian. Todo cambia rápido, mas rápido de lo que pensamos, y ya quedó demostrado... pero soy idiota.
Y aunque mi parte mas racional me este diciendo que lo merece la pena, que debo quererme un poco mas a mi misma y no dejarme hacer esto, la otra parte de mi me dice, me grita... que eres especial.
Y no puedo dejarlo ir así sin saber siquiera esas respuestas. El problema es que no hay preguntas...
Y se que no quiero esto ahora, y que la parte negativa supera a la positiva en cantidad, pero la positiva es la que marca, la que se queda ahí, en el recuerdo, y la que no puedo quitarme de la cabeza...

Y por culpa de ésto, de mi misma, ahora estoy cometiendo errores. Errores estúpidos. Es una idiotez pensar que un clavo saca otro clavo, porque quizá lo que ocurra sea que se queden los dos clavados. Debería aprender a no tropezar dos veces, o tres, o más, con las mismas piedras, pero soy así de inútil y ni a golpes aprendo. Y ahora solo me queda decirme a mi misma que con ésto no se juega, intentar evitar todo lo que pueda éstos pensamientos, éstos sentimientos y... quizá, volver a meterme en mi caparazón.

...Pero se que en cuanto tu quieras, volveré a caer.

1 comentario:

  1. Y se que no quiero esto ahora, y que la parte negativa supera a la positiva en cantidad, pero la positiva es la que marca, la que se queda ahí, en el recuerdo <---- Tienes razón en esto, pero no de la forma que crees...

    Es mejor dejarlo así, sin forzar la parte negativa, o la positiva se convertirá en algo peor. Si de verdad tienes un buen recuerdo, no lo borres, no lo manches, consérvalo. Alégrate de tenerlo y ve a buscar otro, pero no repitas el mismo camino si sabes que no puede reportarte nada bueno.

    Y hablo sin saber, ojo, pero si es lo que creo me reafirmo: déjalo ir y sonríe por el tiempo que tuvistéis. Nadie es tan especial excepto tú misma ;)

    Besotes!!

    ResponderEliminar