jueves, 1 de abril de 2010

Aullaron los vientos...


¿Y qué si no me gusta del todo como está mi vida ahora mismo? ¿Y qué si desearía estar en otro lugar, en otro momento, qué tal a otra hora? Y con otra gente...
Y no quiero decir que no esté a gusto aquí, que no quiera con locura a mis amigos, que no estén siendo unos días geniales.
Es simplemente que noto un hueco, un agujero, en mi vida. Siento que me falta algo, y ese algo es estar ahora mismo en otro lugar y con otra gente. Otros aires. Esos aires que a veces hacían tanta falta, y los tenía. Ahora ya no los tengo, por mi culpa. Yo los lancé lejos, los desprecié. Y ahora me doy cuenta de mi error.
No es que eche de menos exactamente el recuerdo que tengo, echo de menos solamente ese sentimiento de felicidad. Olía a calor, a fiesta y a la vez a tranquilidad, olía a despreocupación, olía a sonrisas, a amistad, a confianza...
Aquí huelo lo mismo, pero no tiene el mismo olor. Huele diferente, es un olor mas fuerte. Y a veces lo que necesito es esa tranquilidad que me proporcionaba estar allí...
Ojalá pudiese hacer algo para traer aquello a éste lugar donde estoy encerrada. Puedo sentirme libre en mi propio encierro, pero no es la misma libertad.
Nunca será igual. Puede ser mejor, si, pero nunca será igual...
Y lo echo de menos, es inevitable recordarlo, es inevitable pensarlo. Es inevitable pensar en ese 'y si..?'.
Hace unos meses hubiese dado todo un mundo, toda una vida, por dejar todo aquello atrás, abandonarlo. Nunca creí que lo echaría de menos tan pronto. Nunca creía que sería de éste modo. Nunca creí que me iba a sentir asi hoy. Y mucho menos que fuese a causa de haber cerrado los ojos escuchando una canción. Y me sentía como volando, me sentía como... hace un año. Hoy daría todo porque aquel sentimiento no se hubiese desvanecido nunca, porque me hacía sentir llena.

"Que coño le pasará que ya no sale a volar..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario