viernes, 19 de marzo de 2010

My mind is muddy but my heart is heavy.

Será difícil expresar con palabras lo que pienso, lo que siento, respecto a todo. Las cosas ocurren demasiado rápido, demasiado intensas. Todo ocurre tan deprisa que no me da tiempo a preguntarme por qué, a pensar como controlarlo... y claro, todo se me escapa de las manos sin poder hacer nada. Todo se descontrola. ¿Acaso es malo?

Y tengo claras tantas cosas que me sorprende no tener todo tan claro. Tengo tan claro que quiero a mis amigos, que son lo mejor que he podido encontrar. Tengo tan claro que con ellos cada momento es especial que me cuesta cuando los momentos especiales son con otras personas. No estoy acostumbrada...

Y si, es que hay momentos especial con gente especial. Momentos que no quiero olvidar nunca -y se que no lo haré-, aunque a veces desearía poder hacerlo (está claro que en el fondo, me odiaría a mi misma si me dejase olvidar todo aquello).

Todo lo que vivimos es algo nuevo. Aunque lo hayamos vivido con otras personas antes, nunca es lo mismo.
Todo lo que hemos vivido sirve para aprender, o para volver a recaer en ello. Sirve para saber si de verdad queremos quedarnos o queremos seguir adelante y a otra cosa. Aunque a veces esas dos opciones no son compatibles.

Y quien no arriesga no gana, es una de las frases de mi vida. Me gusta arriesgar, sobretodo si no tengo nada que perder y algo que ganar... por poco que sea. ¿Un recuerdo nuevo? Un recuerdo precioso. Algo mínimo que en realidad será como un regalo.

Y a veces es dificil arriesgar, estamos asustados, estamos confusos... pero de eso se trata. Se trata de vivir. ¿Como podemos decir que estamos vivos si no nos atrevemos a hacer ninguna locura? ¿Donde está el descontrol? Sí, en realidad, adoro el descontrol. Adoro no saber que viene después, adoro no saber si en el segundo siguiente seguiré pensando igual o todo cambiará, y es por eso mismo que vivo cada momento como si fuese el último. Y si es el último... siempre me va a quedar en la memoria el recuerdo de un último momento inolvidable. ¿Una locura? ¿Algo sensato? Sea lo que sea, ha de ser especial. Siempre.

Me encanta dejarme llevar por lo que quiero en cada momento. Y sí, yo también tengo miedo a veces, yo también tengo dudas y a veces, incluso pienso las cosas antes de hacerlas (aunque la mayoría del tiempo las pienso después...).

Pero, ¿y qué si pienso que volverte a ver sería fantástico? ¿Y qué si cuando te vea quiero besarte? ¿Y qué si es todo una locura? ¿Acaso no va a ser un gran recuerdo? ¿Grandes momentos? Tengo tan claro que si... Y no pienso desperdiciar un segundo a tu lado, si tu me permites no hacerlo...

Y si no me lo permites, tendré que buscar ese sentimiento en algún otro lugar. Y para ello, volver a buscar...
¿Otra vez?

¿Por qué una vez que encuentras algo que quieres es tan fácil perderlo y tan difícil mantenerlo?

Quizás es que todos somos un poco adictos al sufrimiento, al dramatismo.

Pues no.

Estoy cansada de todo eso, solo quiero sentirme libre. Y hay gente que tiene la capacidad de hacerme sentir así...
No voy a renunciar a vosotros. A tí. No quiero darme por vencida tan facilmente. Soy algo más que eso.



Like I said... I won't give up on you. So, please, don't give up on me.

No hay comentarios:

Publicar un comentario