martes, 16 de marzo de 2010

Me gustas mas que el Sunny D.

Oh, it feels a little bit too right
So I know it must be wrong
I wanna take you home tonight
But I'm trying to be strong
Oh, you know a little bit too much
And it's a little bit too fast
I don't have the best of luck
With making these things last


Viernes 12.
Se presenta un viernes cualquiera. Llevaba una semana bastante mala y, por una vez en mucho tiempo, les dije a mis amigos que necesitaba verlos ese finde. Necesitaba un abrazo, no pensar en nada, distraerme. Y eso, con poker, parchís, calimotxo y demás sustancias, se consigue. Se consigue la distracción, se consigue sonreír, pasarlo bien, pero faltaba algo. Y entonces llegamos allí donde solíamos gritar y gritamos. Gritamos hasta dejarnos la garganta. Le grité al mar todo lo que pensaba en cada momento, en cada segundo. Le canté a voces All the small things, le grité que Living is easy with eyes closed y para darle un poco de humor, también que I kissed a girl and I liked it. No le gritaba al mar, le gritaba a Charlie, que está ahí, bajo el mar (L). Y cuando se acercaba la hora de volver a casa, teníamos que escuchar una última canción. Y entonces nos dimos cuenta de que together we're invincible. Y cuando digo together, no me refiero solamente a la gente que estábamos allí en cuerpo, sino a los que estaban también en nuestras mentes -nuestros amigos-, en todo momento, aunque no pudiésemos cantar con ellos mirando al mar. Estoy segura de que algún día podremos.
Y para terminar, había que seguir la espiral, llegar al punto mas bajo para poder subir al más alto. Y eso hicimos, llegar al punto mas bajo, donde tienes que arrastrarte para pasarlo y, después, subimos a la bola en el medio, separando los pies de la tierra por unos instantes.

Y es que son momentos como esos los que te hacen pensar, liberarte, aclarar tu mente y, sobretodo, son esos momentos los que te dicen quien es especial en tu vida y quien no. Y ahora mismo, lo tengo muy claro. No hay nadie mas especial que vosotros, que estáis ahí en todo momento, sabéis que un abrazo puede servir, que una lágrima puede ser triste, pero también feliz, y sea como sea, estáis siempre ahí para secarlas. Sois los mejores amigos que he podido encontrar. Os quiero.

1 comentario: